El bloqueo, la mejor arma del socialismo cubano

Es muy difícil ver a cubanos peleando por papel sanitario en un supermercado, están tan acostumbrados al Granma y a otras soluciones que no gastaran sus pocos dólares en papel.

Olvidan los que escriben artículos sobre los mercados en USA que sucedió cuando abrieron el mercado de Cuatro Caminos, en La Habana, casi se mataron los consumidores buscando productos que son deficitarios en Cuba, en cuanto al bloqueo por favor, cambien el disco, hagan algo muy sencillo, cuando compren la libra de pollo que les oferta la revolución al mes por la libreta miren de donde procede dicho pollo y verán que el pollo paso el bloqueo, igual que otros muchos productos y los dos envíos de ayuda llegada desde China.

Cuba no está bloqueada a la compra de alimentos, medicamentos, insumos o tecnología médica, Cuba está bloqueada a los créditos de los bancos norteamericanos, por ordenes del gobierno de ese país, porque Cuba intervino compañías norteamericana y de cubanos en los años sesenta y no indemnizo a sus dueños, Cuba está cerrada a los créditos financieros porque no paga sus deudas, recuerda cuando Fidel hizo la campana de que la deuda era impagable.

Cuantos miles de millones ganó Cuba por el turismo, cuanto ganó el gobierno por las remesas familiares, cuántos son los ingresos de ETECSA, compañía cubana en un 51%  de telefonía e internet.

Mientras el pueblo pasa necesidades Cuba adquiere un crédito de Rusia por 50 millones de dólares para compara armas. ¿Para qué más armas, para usarlas contra el pueblo?

No, Cuba no está bloqueada por los Estados Unidos, Cuba está bloqueada por un gobierno ineficiente que está atascado en su propio laberinto y da vueltas y vueltas sin encontrar la salida del mismo por obtusos, negligentes y sobre todo por continuar con una política errada y obsoleta que solo ha demostrado su fracaso en todas partes del mundo.

El internacionalismo proletario del que tanto se cacarea en Cuba es nada más una forma de intervención en los asuntos internos de otras naciones, los médicos son solo un arma de propaganda y contaminación del fracaso cubano el que venden como la ultima botella de agua del desierto.

Basta del culpar al bloqueo, es hora de un cambio y el cambio comienza desde arriba, desde las altas esferas del gobiernos que son los únicos culpables del fracaso económico del país.

  • Icono social Instagram
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • c-youtube