La Habana está de fiesta

 

Anciana enquistada de adoquines mal paridos

iguales a larvas de terribles sanguijuelas,

vive entre el odio y el hastío

la anciana ciudad donde naciera. 

 

Luciendo en sus fachadas

las huellas de bombas no lanzadas,

de guerras no anunciadas,

del hambre nuestro de cada día.

 

Se anuncian festejos,  

prostituta disfrazada,

la cenicienta vestida de gala,

el baile será entre ruinas,

las paredes con coloretes ocultaran el sudor, la sangre,

iluminada con luces regaladas desde lejanas tierras,

 

La visita de un rey

descendiente de quien antes fuera nuestra alteza,

no hablará con los que sufren,

no conocerá el dolor oculto en las sombras,

le será vedado conocer la existencia.

 

La Habana cumpleaños, está en ruinas,

no es Bagdad, no está en Siria,

la baña el mar Caribe,

apesta a orina, la basura la ornamenta,

la ciudad está carcomida.

 

Deteriorada por olvidos, por odios,

esperando la guerra anunciada que nunca llegaría.

 La destruyó la fuerza satánica de los Castro,

el comunismo, el cataclismo.

 

Los sueños no existen, la vida está destruida,

los jóvenes se pierden en las selvas,

las mulatas emigran, solo queda el ron malo,

la borrachera ante la desdicha.

 

Los tiranos destructores orgullosos de su obra,

se ocultan en las sombras, esperando la tormenta,

la tormenta que los borre, de la faz de mi tierra.

 

La Habana está de fiesta,

no sé que festejan,

si su dolor lacera el corazón.

 

La Habana está de fiesta,

 no sé que festejan.

  • Icono social Instagram
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • c-youtube