Murió y la historia lo condenara

Murió, para algunos el comandante en jefe, para otros el peor gobernante que ha tenido el pueblo cubano, peor a los capitanes generales impuestos en la isla por el lejano Rey de España, peor al general impuesto por los Estados Unidos después de su injerencia en la Guerra cubana contra España, murió, han pasado los días de luto y dolor impuestos en la isla, paso la novena de rezos para los cristianos, paso la caravana de la victoria encamino de reversa, tal como su revolucion, regreso a su Santiago de Cuba, a la cuna de la revolucion, criaron al niño, lo mandaron a La Habana como castigo y ahora en represalia los habaneros se lo devuelven en una pequeña urna, no digamos esa palabra tan odiada por el finado, lo regresan en una cajita de consumido por el fuego, del invicto “comandante de las cuevas” solo quedan cenizas.
Miles de preguntas permanecen sin respuestas, el gobierno nada dice en su acostumbrado hermetismo, dando oportunidad a la especulación, las bolas y los chismorreemos acostumbrados en cada cuadra, en cada esquina, en cada casa.
¿De que murió el comandante? 
Porque tanto misterio con su muerte, realmente pensaban era eterno y nunca moriría, que la moringa y los millones de dólares gastados en su cuidado lo harían eterno, no, tenia que morir un día y si fue el 25 de noviembre duro demasiado.
¿Cuándo murió? 
Realmente ese fue el día de su muerte o fue mucho antes, quizás años, meses o días, es posible el llamado al ejerció militar Bastión 2016 sólo fue una maniobra más del sistema para enardecer al pueblo y prepararlo para anunciar el fallecimiento del sumo comandante.
¿Realmente son sus cenizas las depositadas en la piedra de Santa Ifigenia?
No lo creo, sus restos no están donde dicen, saben perfectamente que la revolucion cubana, como la soviética y demás tendrán su fin, saben muy bien la tremenda ofensa causada a Martí poniendo las cenizas a su lado, saben que mañana, cuando al fin cambie el sistema político cubano y regrese la libertad a la isla una de las primeras acontecimientos que verá el mundo es la destrucción de semejante mausoleo, es verter la cenizas del asesino en cualquier letrina de Santiago, ellos lo saben muy bien y no dejarían las cenizas al alcance de un pueblo enardecido por la libertad.
¿Su legado, cual es su legado?
Muchos dentro y fuera de Cuba hablan de su legado, a los cubanos de la isla le pregunto ¿Cuál es su legado?
Un cubano de la isla donde quiera que se pare y de un giro de trescientos sesenta grados sólo vera destrucción, destrucción en cada edificación de la isla, las casa, los hospitales, los cines, todo está en ruinas, nada funciona y si funciona, la suciedad y el deterioro es innegable.
La destrucción en la economía; el aparato productivo cubano no existe, tenemos una pequeña economía de sobrevivencia, no existe una seguridad productiva ni alimentaria, los cubanos viven pensando cada día en que podrán llevar a la boca mañana, por favor basta de culpar al bloqueo, Estados Unidos es desde hace mucho el principal socio comercial de Cuba, cuando llegue el pollo de la libreta por favor miren de donde viene ese pollo, verán para su sorpresa dice “MADE IN USA”, miren en las tiendas recaudadoras de divisa y verán la procedencia de muchos de los productos a la venta. 
La destrucción en la vida de los cubanos; los cubanos viven una verdadera odisea cada día, una odisea para ir a trabajar, para trabajar, para vestirse, para comer, para movilizarse, en ningún país del mundo se pasa tanto trabajo para trabajar, para sobrevivir, para vivir. El mayor logro de la revolucion es igualar a todos en la pobreza.
Destrucción de las familias; desde mismo 1959 la familia cubana se dividió, se dividió en pensamientos, en ideas, en desacuerdos, los que se fueron debían ser olvidados o tratados como gusanos por su traición, los que se fueron no eran cubanos, eran escoria, los que pensaban diferentes y quisieron realizar, con todo su derecho, su propia revolucion en contra de una que traicionaba sus principios fueron encarcelados con largas condenas o fusilados. 
Muchas familias enlutarían con los intentos conquistadores del gran Alejandro de Birian, la revolucion de exporto a todos los confines del mundo, nuestra bandera fue una bandera invasora, nuestros soldados fueron mercenarios de las ideas y ambiciones del caudillo, la sangre de soldados cubanos mancharon las tierras de Siria, Argelia, Guinea, el Congo, Angola, Etiopia, Somalia, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Panamá, Republica Dominicana, Puerto Rico, Haití, Chile, Argentina, Bolivia, Venezuela, los propios Estados Unidos no escaparon de la injerencia de Fidel, hoy en Cuba aún se ocultan norte americanos que escaparon a la isla ocultándose en ella después de cometer crímenes en la nación del norte. 
El gobierno cubano se alió con el narcotráfico internacional para inundar a los Estados Unidos con la droga de Pablo Escobar, una ganancia doble, destruían a la sociedad del norte y entraban las muy necesitadas divisas, Ochoa y demás implicados en las Causa Uno y Dos solo fueron los chivos expiatorios de los negocios sucios de los hermanos Castros. Las Manos de Fidel están manchadas de la sangre de miles de personas de todo el mundo.
Destrucción de los valores sociales; La sociedad cubana está enferma de un cáncer terminal, los jóvenes prefieren morir en el intento de ser libres a continuar viviendo de rodillas, otras y otros se prostituyen por comida, medicinas o salir del paraíso de Fidel, miles de jóvenes, muchos de ellos negros, están en las prisiones de Cuba, la tan cacareada educación es un fracaso, en las escuelas no se educa, se adoctrina, la historia de Cuba se tergiversa a favor del gobierno, ocultando la verdadera historia de Cuba, las ideas de los próceres se usan a conveniencia.
La salud pública gratis; Los hospitales están en ruina, es necesario llevar además de la alimentación, las sabanas, un cubo para el aseo, medicinas, los médicos viven de los regalos de sus pacientes, el país entero está corrompido, desde sus dirigentes hasta los más pobres de sus empleados.
Le propongo a los alabarderos del régimen caminen por las calles de sus ciudades, miren a su alrededor y digan cuales de los edificio de su ciudad fueron construidos por la revolucion, ciudades como La Habana conservan la arquitectura de antes del 59, no existen nuevas construcciones, sólo algunos edificios de micro brigadas sin una arquitectura de admirar para viviendas.
Su muerte tras 58 años de tomar el poder por la fuerza solo deja tras de sí destrucción, hambre, necesidades, prostitución, migraciones, pérdida de valores, falta de libertad, ese es su legado, más negativo no puede ser, más oscuro no puede ser, no fue un mesías, no es un dios, sólo es un sangriento tirano.
Por favor, entiendan sólo debemos agradecer al desaparecido revolucionario, es su propia involución revolucionaria.

  • Icono social Instagram
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • c-youtube