Nicolás Maduro; gambito de peón por peón

El tambaleante régimen de Nicolás Maduro resistió la entrada de la ayuda humanitaria por sus fronteras de Brasil y Colombia, nuevamente la sangre del pueblo venezolano abonó la tierra. No cesa la lucha de ese valeroso país por su libertad y el fin de la opresión castro madurista.

El mundo vio la imágenes dantescas de civiles heridos por fusiles empuñados por el ejército, los pranes y hasta por presos convictos sacados de las cárceles para matar a un pueblo hambriento y cansado de tantas mentiras.

El capitán general cumplió con su emperador, Raúl Castro, necesitaba que resistiera hasta el final del domingo, sabía perfectamente que los sucesos de Venezuela son observados atentamente por los cubanos dentro de la isla y el derrocamiento de Maduro antes de su cacareada reforma constitucional, entiéndase más de lo mismo para el pueblo cubano, podría ser fatal.

Raúl sabe perfectamente que la caída de Maduro representara un duro golpe para la continuidad de la "involución cubana", desde hace mucho tiempo Cuba vive desangrando a Venezuela, perderla sería perder la gallina de los huevos de oro.

A pesar de la intensa campaña propagandística por el "SI", el 26.67% de los cubanos votó por el "NO", algo insólito e impensable hace menos de cinco años, ¿Cuba despierta?, se preguntan algunos, quizás comience a moverse después de tan largo letargo.

¿Qué le espera a Maduro?

Afortunadamente a Maduro se le acaba el tiempo, no creo el pueblo regrese a su casa en espera que el solo recoja sus maletas llenas de los dólares del imperio, y se vaya a vivir tranquilamente a Cuba o a cualquier isla del Caribe donde sea recibido por su equipaje.

Rodeado de un anillo de seguridad de agentes cubanos, se cree muy seguro entre ellos, está cercado de sus propios enemigos, para Raúl perdió su valor, ya no es el líder indiscutible de la revolución bolivariana vendida por Chávez. No dudo una mañana, es posible muy pronto, nos despertemos con la noticia que murió asesinado por un agente pagado por el imperialismo y culpen a Trump de su afortunada muerte, para Raúl Maduro vale más muerto que vivo, vivo puede ser detenido y enjuiciado por la corte penal internacional por sus crímenes contra el pueblo venezolano o en los Estados Unidos por tráfico de drogas, muerto será un héroe de la izquierda, vivo será otro dictador cobarde y arrepentido de sus crímenes.

Anunciar que se suicidó sería aceptar su cobardía y eso para Raúl es inadmisible, los revolucionarios no se suicidan, les aceleran la muerte cuando dejan de ser útiles, igual que le sucedió a Camilo Cienfuegos, al Che o a Chávez con el asesino de Fidel

Una vez eliminado del ajedrez político de la nación sur americana otro capitán general ocupará su lugar, será el "gambito de peón por peón" del imperio cubano.  Ocupando su lugar en Miraflores intentará darle un nuevo giro, más a la izquierda, al hermano país y Cuba continúe dominando el juego político en Latinoamérica.

Es la hora de Los Andes, es la hora de dar fin al socialismo del siglo XXI, Lula está en la cárcel, Cristina espera su sentencia, Correa, refugiado en Bélgica, ni habla. Ortega esta como Maduro, al borde del colapso, la caída de Venezuela puede acelerar su proceso y para Evo también se acerca el final, sus intentos de reelección puede ser su boomerang.

Pienso que como recordamos a Ronald Regan por terminar con el socialismo en Europa, Donald Trump desea ser recordado como el exterminador del socialismo en América, Dios cumpla sus deseos.

  • Icono social Instagram
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • c-youtube