El marqués de la coleta

 

El marqués de la coleta

promete desde su curul de la izquierda

salvar al obrero español

de la explotación del capital.

 

El marqués de la coleta

compra un chalet en Galapagar,

busca un hogar para criar a sus hijos,

acorde con su estatus,

piscina y patio para sus juegos,

lejos de las navajas y las drogas de Vallecas.

 

Lanzó una guerra contra Amancio,

cambió sus vaqueros y camisas a cuadro

por la ropa elegante de las marcas

y en contra de sus palabras, hoy se viste de Zara.

 

Lucha contra la Monarquía y el Rey,

su empeño es abolirla,

regresar a la añorada república,

construir un país de izquierda

 

Mas no dudéis en sus aspiraciones

de convertirse en presidente,

no porque quiera vivir en La Moncloa,

él no aspira a ello.

 

Él tendrá como hogar

con un ejército de servidumbre y lacayos

el Palacio de La Zarzuela,

el digno hogar un Rey.

 

Se opone a la prensa liberal,

a la crítica de los periodistas,

como a toda la izquierda

la verdad es una espina.

 

Si él pudiera, de seguro me encerraba,

nada molesta más a los líderes

que un escrito en su contra,

me llamaría puto facha, fascista, parásito

o cualquier otro epíteto

con el fin de silenciar estos versos.

 

Cuídense españoles de semejante elección

si el marqués se vuelve presidente,

el vino, el queso y el jamón ibérico

solo en el recuerdo quedará.

 

Nada más malo para un país

que un gobierno de izquierda,

los líderes comunistas son hombres resentidos

por su pobreza espiritual y económica.

 

No odian al rico, lo envidian,

nada desean más que acabarlos,

al tiempo que ellos se enriquecen

mientras mienten y engañan a sus seguidores.

 

Es un humilde consejo que le sale del alma

a este cubano desterrado

quien vivió subyugado y humillado,

con miedos y sin libertad,

no deseo que ninguna tierra libre

acabe oprimida y olvidada

como Cuba, mi isla querida.

  • Icono social Instagram
  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • c-youtube